En estos días de invierno, en los que el frío se ha hecho notar con fuerza, también ha sido noticia en los medios de comunicación la más que posible subida en la factura de la luz coincidiendo con el aumento del consumo eléctrico a causa del mayor incremento del consumo energético. Por todo ello, desde Reformas Melchor, tu empresa de reformas en Sevilla, queremos ofrecer a todos nuestros seguidores y amigos diez sencillos trucos para consumir menos y, por tanto, ahorrar en el recibo de la luz.

1.- Confía en un profesional

No hay nada mejor que ponerse en manos de profesionales para que realicen un estudio del estado de tus calentadores, aparatos eléctricos y analicen las posibles fugas de aire que se produzcan en ventanas, etc. Seguro que el profesional te propondrá las mejores soluciones de reparación o instalación de nuevo equipamiento. Aunque creas que se trata de un gasto, muy pronto rentabilizarás esta inversión.

2.- Aísla todos los rincones de tu hogar

Aunque no lo creas, por ventanas y puertas se producen muchas pérdidas de calor, así como alrededor de las rejillas de conductos de ventilación o extractores. En este sentido, consulta a un profesional sobre todos los recursos para convertir tu casa en un recinto totalmente aislado del frío (o calor), lo que además contribuirá a reducir el ruido del exterior. En Reformas Melchor hemos realizado trabajos de instalación de suelos y techos flotantes. ¿Sabías que una plancha de poliestileno expandido de tres centímetros aísla igual que un muro de piedra de un metro? Asimismo, puedes optar por colocar ventanas con doble acristalamiento y aislamiento especial en el marco. Pídenos presupuesto sin compromiso.

3.- Sustituye las bombillas

Ya son más que conocidas las ventajas de las bombillas led sobre las halógenas, pues su consumo es diez veces menor. Aunque sean más caras, amortizarás esta inversión mucho antes, ya que su vida útil es considerablemente mayor.

4.- Coloca cortinas y alfombras

Estos dos elementos ayudarán a aislar paredes y suelos, por donde también se transmite el frío (y el calor). La colocación de alfombras puede llegar a reducir el consumo de calefacción más del 20 por ciento. ¡Ahí es nada! Asimismo, las cortinas, en verano, cumplen también una función ahorrativa, pues durante las horas de más calor pueden impedir que la luz entre en tu hogar y así se pueda mantener más fresquito sin necesidad de activar el aire acondicionado.

5.- ¿Qué se queda enchufado?

Seguramente haya muchos aparatos enchufados en tu hogar que hace tiempo que no utilizas. Aunque no lo creas, ellos también están consumiendo energía. Por eso, lo más recomendable es desenchufar aquellos que sea posible y que no estemos utilizando. ¡Ojo! La nevera siempre tiene que estar enchufada.

6.- Apaga las luces innecesarias

De igual modo, deja apagadas todas las luces de aquellas habitaciones que no sean necesarias, fundamentalmente al irte o cambiar de estancia. ¡Recuerda! Más del 20 por ciento de la energía de una vivienda supone la iluminación.

7.- Apuesta por duchas cortas

Aunque una buena ducha relajante, sobre todo con estas temperaturas, es más que apetecible, es cierto que el tiempo, en este caso también, es oro. Por ello, opta por duchas de siete minutos de duración, aproximadamente. ¿Sabías que si te llevas más de un cuarto de hora en la ducha tu factura de electricidad sumará unos cuantos cientos de euros?

8.- Utiliza el agua fría

No, no referimos a que te duches con ella, sino a que la emplees para el lavado de tus prendas y utensilios de cocina. Hoy en día la mayoría de los detergentes para ropa están preparados para el lavado en frío. ¡Tenlo en cuenta!

9.- Regula los calentadores

La gran parte de los fabricantes colocan por defecto la temperatura de los termostatos en torno a 60 grados centígrados. Simplemente, gradúa esta cifra sobre los 40 grados y, combinando el agua fría en tus lavados, podrás reducir de forma sensible el consumo de energía.

10.- Uso responsable de la calefacción

No actives los calefactores o climatizadores si no estás en casa. Si te gusta llegar a tu hogar y encontrártelo calentito, lo mejor será que programes dichos aparatos para que se activen solamente 20 minutos antes de tu llegada. ¡Lo notarás en la factura!

Hasta aquí nuestros consejos como especialistas en reformas en Sevilla y como instaladores profesionales. ¡Síguelos y tu bolsillo lo agradecerá! Ah, y no olvides dejarnos un comentario o compartirlo con tus amigos en redes sociales.

Share This